Comportamientos ocultos que pueden pasarte factura

RHEA WESSEL, BBC Worldwide-America: Capital
Imprimir

En lo que respecta las entrevistas de trabajo, es lógico pensar que el puesto dependerá de lo estelar que sea tu CV, de tu presentación personal y, todavía más importante, de cómo contestes las preguntas.

Pero tus gestos y lenguaje corporal podrían detenerte. De hecho, pueden revelar mucho sobre ti, aunque no quieras, tanto positivo como negativo. Y la mayoría de las veces no somos conscientes de que los hacemos.

Consciente o inconscientemente, el comportamiento reiterativo como pestañear, girar el anillo de o tocarse el pelo, pueden influir más de lo que crees en el seleccionador del otro lado de la mesa. Según Isabel Schuermann, una asistente de imagen e instructora de protocolo con sede cerca de Frankfurt, “nuestro cuerpo no puede no comunicarse.”

La falta de contacto visual, por ejemplo, podría hacer pensar que eres una persona en quien es difícil confiar

La falta de contacto visual, por ejemplo, podría hacer pensar que eres una persona en quien es difícil confiar, o un pie metido hacia dentro podría sugerir que eres una persona insegura.

Dos ejecutivos que estuvieron trabajando con un preparador para mejorar sus habilidades en entrevistas se veían a sí mismos como «monigotes» al visualizar el vídeo de una entrevista simulada. Janice Burch, preparador de profesionales, comentó que los ejecutivos estaban “absolutamente asombrados”. Burch, copropietario del centro Pro Resume Center de Milwaukee en Wisconsin (Estados Unidos), recuerda, “creo que llegamos a asentir con la cabeza hasta 300 veces en media hora a un ejecutivo”.

Una parte del trabajo de Burch como preparador de gente para ascender profesionalmente, es mostrar a sus clientes los gestos y el lenguaje corporal que tal vez desconozcan que tienen.

Lo buena noticia es que es posible librarse de los gestos y comportamientos indeseados. Tal y como hicieron estos dos ejecutivos, el primer paso es conocer. Pero, cuidado, es más difícil dominar esos tics cuando se está nervioso. ¿Qué puedes hacer?:

Enfréntate a tus tics

Ahora que conoces tu forma de gesticular, es hora de contenerla. Practica juegos de rol y ensaya frente a un entrevistador hasta tener bajo control todos los gestos nerviosos. Por ejemplo, puedes reducir la cantidad de tiempo que pasas crujiéndote los nudillos, empujándote las cutículas o clavándole la mirada a tu interlocutor. Otros recomiendan que se reconozca el tic en cuanto aparece.

Daniela Lehmann-Stein, que dirige un equipo de recursos humanos en Nielsen en Francfort, explica que, durante la formación para entrevistas, ella se negaba a estar pensando en listas de control mentales en las que ir marcando casillas del tipo “no presenta tics o manías molestas”. Sin embargo, a Lehmann-Stein, que ha contratado a docenas de personas en sus 17 años de funciones en recursos humanos de empresas multinacionales, le gusta conocer a su candidato y ver cómo maneja la situación con un elemento distractor.

La autenticidad es muy importante

«La autenticidad es muy importante. Si alguien se describe como muy abierto y al mismo tiempo está sentado en una posición muy cerrada, con los hombros y brazos muy pegados al cuerpo, entonces esto podría verse como una contradicción. Pero no es que esté todo el tiempo tratando de detectar incongruencias en los candidatos”, explica.

Al mismo tiempo, Lehmann-Stein añade que suelen interesarle las personas con una reacción física clara en una situación determinada.

“A veces es útil ser explícito al respecto. Si sé que me salen manchas rojas en la cara o en el cuello cuando me pongo nervioso, y esto me preocupa, entonces puedo afrontarlo diciendo algo así como, ‘aunque me esté ruborizando ahora mismo, no me doblego tan fácilmente como pueda parecer. He tenido ocasión de demostrar mi resiliencia en varias situaciones.’ Esto puede ser útil para afrontar la situación y acabar con ella en lugar de pensar, ‘ Oh, me estoy poniendo rojo ahora, ¿estarán dándose cuenta?’”, comenta Lehmann-Stein.

Además, tal vez el humor sea la mejor manera de canalizar ese tic que no has sido capaz de disimular. “Me gustaría que los candidatos fueran más auténticos y valientes al respecto,” dice Lehmann-Stein. “Requiere un cierto grado de autorreflexión poder presentarse a uno mismo, con rarezas y todo. Si sé que tengo una tendencia a pestañear con rapidez, puedo gestionarlo de una manera graciosa.”

¿Por qué lo hacemos?

Los gestos nerviosos suelen tener un origen psicológico, afirma Burch. En otras palabras, si eres capaz de identificar la causa, puedes minimizar el gesto no deseado. Por ejemplo, a veces la causa es la inseguridad de no sentirse preparado, según Burch. Ella ha visto cómo algunos clientes lo han superado preparándose bien para las entrevistas. “Esto causará una gran diferencia en tu presentación general al entrevistarte,” reconoce Burch.

La impresión global que causes probablemente será mucho más fuerte que el recuerdo persistente de un gesto particular

La impresión global que causes probablemente será mucho más fuerte que el recuerdo persistente de un gesto particular, afirma Schuermann. A tu entrevistador lo que más le preocupa no es cómo o por qué te frotas constantemente las manos, sino cómo vas a representar a la empresa teniendo en cuenta el pack completo de talento, habilidades y sí, manías también.

El pack completo

Si tienes suerte, tal vez te toque un entrevistador como Schuermann, que mira al candidato en su conjunto. “Nunca debes interpretar solo un gesto. Necesitas entre cuatro y cinco claves para llegar a una interpretación”, dice Schuermann.

Su interés desde hace mucho tiempo por el lenguaje corporal, ha llevado a Schuermann a hacer un curso sobre la interpretación de micro expresiones en la cara, lo que incorpora en su técnica a la hora de realizar entrevistas. Hace preguntas a propósito como, “acabo de ver en tu cara esto y aquello, y desde mi punto de vista, parece que tienes algunas dudas”. Esto le permite a Schuermann entablar una conversación con la otra persona sobre lo que realmente le gustaría comunicar.

Al final, la mayoría de las decisiones para contratar se basan en una amplia gama de factores. Recordando sus días dirigiendo el departamento de recursos humanos del Deutsche Bank en Frankfurt, Schuermann reconoce: “el candidato que obtiene el puesto es aquel que no solo destaca en lo técnico sino también en su personalidad, sabe entablar una conversación y entiende cómo relacionarse con las personas y comunicarse con carisma”.

 

Este artículo fue escrito por Rhea Wessel de BBC Worldwide-America: Capital y fue autorizada legalmente a través de la red de publicación de NewsCred.

Regístrate ahora para obtener más información sobre los programas de University of Europe Laureate Digital y formar parte de nuestra red de contactos mundial.

  • Imprimir

    Filtrar artículos

    Buscar
    FI - 7 Tips For Becoming Irreplaceable In An Age Of Machines.jpg

    7 Tips For Becoming Irreplaceable In An...

    Red Global
    FI-intrapreneurship.jpg

    Intrapreneurship: How Millennials Can Innovate And Influence...

    Tus habilidades
    FI - Smart Moves To Spark Your Career.jpg

    Smart Moves To Spark Your Career

    Desarrollo de carrera profesional

    Filtrar artículos

    Buscar

    Spotlight

    Networking

    ¿Buscando un mentor que te ayude en tu carrera de aprendizaje? ¡Encuéntralo en nuestra red!

    Conectar
    NUESTROS PARTNERS

    Conoce las universidades de nuestra red, entre las más importantes de Europa

    Saber más
    NUESTROS PROGRAMAS

    Descubre nuestros programas. En las principales áreas de conocimiento, desde negocios hasta salud, y disponibles en los principales idiomas.

    Saber más
    TESTS DE HABILIDADES

    Realiza nuestros test de habilidades para aprender más sobre ti mismo, tus fortalezas y áreas de mejora (esta sección sólo está disponible en inglés)

    Realizar un test