Por qué tendrías que ordenar tu mesa, aunque no demasiado

SETH PORGES, Bloomberg
Imprimir

Si alguna vez te has burlado del desorden de la mesa de algún compañero, no te sorprenderá saber que el desorden en el trabajo puede ser algo de lo que avergonzarse. Una encuesta realizada por la empresa de contratación Adecco desveló que el 57 % de los trabajadores admitía haber juzgado a sus homólogos por el orden de su espacio de trabajo. Otra encuesta de la misma empresa concluyó que casi una tercera parte de los trabajadores afirmaba que las personas que dejan la mesa y los espacios comunes desordenados eran lo que más les molestaba de la oficina. 

Pero muchos de nosotros nos equivocamos de pleno con respecto al desorden. No es todo tan malo y los procesos neuronales que hacen que sea un problema no empiezan ni terminan en nuestra mesa. Ahora que llega la época de hacer limpieza general, a lo mejor es buen momento para hacer algo con ese montón de papeles que te dañan la vista. Antes de ello, escucha lo que opina la ciencia sobre el efecto que causa el desorden en tu cerebro y sobre cómo gestionarlo. 

En primer lugar, es importante comprender que el hecho de estar rodeado de un montón de cosas puede impedir que te concentres. Según Sabine Kastner, doctora y profesora de Neurociencia y Psicología en la universidad de Princeton, mientras navegamos por un mundo lleno de personas, carteles, montones de papel y estímulos que nos llegan desde todos los flancos, dependemos de una serie de proceso cerebrales que nos ayudan a saber en qué nos debemos centrar  «En el mundo hay un montón de objetos que tienes que procesar cuando abres los ojos», añadió. «Y esto crea un problema de embotellamiento. Existe un límite de recursos con respecto a lo que se puede procesar simultáneamente».

No es solo que el cerebro tenga que filtrar muchas de las imágenes y los sonidos que nos rodean, es que, además, el destino de los objetos que se descartan es tan terrible que puede que ni siquiera tengan una representación neuronal. Dicho de otro modo, por lo que a nuestro cerebro respecta, esos objetos no existen, y si esos objetos invisibles representan alguna tarea (digamos, por ejemplo, una carpeta relacionada con un proyecto inacabado), puede querer decir que nunca se hará. Es más, el proceso de constante escaneado del mundo para determinar qué es merecedor de nuestra atención es muy duro. 

«Cualquier red neuronal y cualquier mecanismo cognitivo se pueden sobrecargar hasta el punto de llegar a ser completamente disfuncionales», afirmó Kastner. «De modo que, si pones demasiado desorden en tu mundo, este mecanismo, antes o después, se colapsará». Por eso, a los que tienen que hacer maniobras para desenvolverse en una mesa desordenada les cuesta tanto centrarse en una cosa. Y, al igual que las redes neuronales responsables de este sistema, es fácil que terminemos agobiándonos.

Pero hay gato encerrado: demasiado desorden es malo, pero someterse a un entorno vacío y sin estímulos no es mejor. «Si ordenas completamente el mundo y metes para ello a una persona en una sala esterilizada con muy pocos objetos, estos mecanismos de selección atencionales se apagarán», afirmó Kastner. «Parece contradictorio, pero necesitamos un cierto nivel de desorden para funcionar con normalidad».

Según Kastner, el nivel ideal varía en función de cada persona, razón por la cual algunas se centran perfectamente en una mesa desordenada mientras que otras se bloquean con tan solo ver una hoja de papel fuera de su sitio. Si rebasas tu nivel ideal y ordenas demasiado, tu cerebro podría verse infraestimulado y ello podría hacer que te resulte difícil trabajar a máximo rendimiento, especialmente en las tareas que exigen creatividad.

Así pues, si vas a tratar con un compañero especialmente obsesionado por el orden a quien le gusta juzgar el relativo desorden de tu mesa, tienes mi permiso para mandarlo a paseo porque, ¡oye!, tú trabajas mejor así.

¿Cómo puedes «podar» el montón de papeles de tu mesa hasta un nivel que te funcione bien? Lori Vande Krol, consultora especializada en productividad y miembro del consejo profesional de la Asociación Nacional de Organizadores Profesionales afirma que lo más sencillo es separar las cosas que guardas para futuras consultas de las que guardan relación con los trabajos que estés realizando en cada momento. «Puedes ocuparte de ellas más tarde, por el momento, basta con que las guardes en una caja o en un montón distinto» afirmó Vande Krol. «Al apartar estos objetos de tu vista evitarás que te distraigan a corto plazo». Más allá de eso, lo que se persigue es librarse de las cosas que en realidad no valen. Vande Krol sugiere que tengas tres tipos de cosas en la mesa de trabajo: cosas en las que estés trabajando en cada momento, objetos que te ayuden a ser productivo (ordenadores, grapadoras y agendas), y elementos que te inspiren (vamos, que el póster del gatito que dice «No te rindas», se puede quedar). Todo lo demás lo puedes tirar a la basura o archivarlo para futuras consultas.

Huelga decir que las viejas costumbres nunca mueren y mantener un sistema así no es tarea fácil. Vande Krol recomienda asegurarse de analizar los artículos nuevos conforme vayan llegando, para evitar que se acumulen en tu montón. Puede que te cueste al principio, pero al igual que cualquier otro hábito nuevo, ya sea ir al gimnasio o acordarte de llamar a tu madre, es cuestión de tiempo. 

 

Este artículo fue escrito por Seth Porges de Bloomberg y fue autorizado legalmente a través de la red de publicación de NewsCred . Si tiene alguna duda sobre las autorizaciones legales envíe un correo electrónico a: legal@newscred.com.

Regístrate ahora para obtener más información sobre los programas de University of Europe Laureate Digital y formar parte de nuestra red de contactos mundial.

  • Imprimir

    Filtrar artículos

    Buscar
    FI - 7 Tips For Becoming Irreplaceable In An Age Of Machines.jpg

    7 Tips For Becoming Irreplaceable In An...

    Red Global
    FI-intrapreneurship.jpg

    Intrapreneurship: How Millennials Can Innovate And Influence...

    Tus habilidades
    FI - Smart Moves To Spark Your Career.jpg

    Smart Moves To Spark Your Career

    Desarrollo de carrera profesional

    Filtrar artículos

    Buscar

    Spotlight

    Networking

    ¿Buscando un mentor que te ayude en tu carrera de aprendizaje? ¡Encuéntralo en nuestra red!

    Conectar
    NUESTROS PARTNERS

    Conoce las universidades de nuestra red, entre las más importantes de Europa

    Saber más
    NUESTROS PROGRAMAS

    Descubre nuestros programas. En las principales áreas de conocimiento, desde negocios hasta salud, y disponibles en los principales idiomas.

    Saber más
    TESTS DE HABILIDADES

    Realiza nuestros test de habilidades para aprender más sobre ti mismo, tus fortalezas y áreas de mejora (esta sección sólo está disponible en inglés)

    Realizar un test