Sí, sé un quarterback de lunes por la mañana

Lennox Morrison, BBC Worldwide-America: Capital
Imprimir

Lydia Evans está acostumbrada a las jergas. En la empresa de seguros de Toronto (Canadá) en la que trabaja, términos como «componente de la prima de riesgo» y «subrogación» pueden parecer un idioma extranjero para alguien de fuera, pero para ella tienen todo el sentido del mundo.

Sin embargo, otros términos que oía decir a sus compañeros tales como «presión a toda pista», «jugada a la desesperada» o «quarterback de lunes por la mañana» la confundían totalmente al principio. En muchas ocasiones, daba la impresión de que se veía frenada por su falta de conocimientos deportivos.

«Sobre todo, en las reuniones de ventas», recuerda. «Utilizan un montón de términos de fútbol [americano] y baloncesto. Cualquier cosa que tenga que ver con estrategias y con objetivos va acompañada de un montón de terminología deportiva». Lydia afirma que se queda en silencio cuando se utilizan términos que no le resultan familiares, lo que supone que no participa o forja contactos con personas con las que debería hacerlo.

¿Es importante el lenguaje deportivo?

Según un estudio realizado en el Reino Unido en 2006, las conversaciones sobre deporte en el trabajo pueden subir la moral y mejorar el humor, la motivación y la productividad. En el estudio sobre el impacto del deporte en el lugar de trabajo, encargado por la consultora Hudson de contratación y gestión del talento, participaron dos mil personas y se evaluó el impacto de los éxitos y los fracasos deportivos en el lugar de trabajo en el Reino Unido.

El deporte crea un nexo de unión y un tejido y pasa a formar parte de la cultura de la oficina

En palabras de Tim Drake, director de gestión del talento de Hudson en el Reino Unido, «el deporte crea un nexo de unión y un tejido y pasa a formar parte de la cultura de la oficina. Sirve como antesala o como puerta de entrada hacia temas más serios».

Al igual que el tiempo atmosférico y el viaje de ida y vuelta al trabajo, el deporte se suele utilizar como un tema habitual para entablar conversación. A veces se extiende a las conversaciones profesionales que mantenemos y cuando hablamos sobre tácticas y metas dejamos caer alguna que otra metáfora deportiva.

La medida en que esto es habitual varía enormemente entre los distintos lugares de trabajo y, cómo no, no todo el mundo sigue el mismo deporte y no siempre son los hombres más dados a ser aficionados deportivos que las mujeres, incluso aunque muchos percibamos que sea así.

Pasar a la acción

Huelga decir que cuando se percibe que existe una deficiencia, suele existir un servicio o un producto que ayuda a resolverla. Hace tres años, Evans, que ahora ronda los 35 años de edad, se inscribió en The Gal’s Got Game, un explicador en línea dirigido a mujeres. Su correo gratuito diario denominado «chuleta» contiene datos importantes de noticias sobre béisbol, fútbol, baloncesto, hockey sobre hielo y otros deportes que permiten, de una forma rápida y sencilla, participar en conversaciones sobre deporte sin tener que ver los partidos. El grupo también organiza seminarios y eventos de otro tipo. Evans, por ejemplo, fue a un partido de béisbol con otras treinta mujeres del sector financiero con The Gal’s Got Game.

The Gal’s Got Game es una empresa radicada en Toronto cofundada hace seis años como un proyecto apasionante por Lally Rementilla, la directora ejecutiva financiera de una entidad crediticia alternativa que ofrecía opciones de ampliación de capital a las empresas distintas a los créditos bancarios tradicionales.

«Existen claramente un montón de eventos de carácter deportivo y de conversaciones en el lugar de trabajo que hacen que a las mujeres les resulte muy difícil explorar y ampliar sus redes de contactos», afirma Rementilla, y pone el anecdótico ejemplo de una mujer socia de un despacho de abogados que le dijo que sus compañeras solían rechazar la oportunidad de socializar con los clientes en eventos deportivos porque no les interesaban personalmente o porque no sabrían qué decir.

«Yo no me crié en Canadá y no sabía nada de hockey. Así que cuando se empezaba a hablar de hockey, yo dejaba de participar en la conversación», recuerda Rementilla, que ya ha cumplido los 40. En un puesto que ocupó anteriormente en una empresa tecnológica se dio cuenta de que su ignorancia con respecto a los temas deportivos le suponía un verdadero obstáculo. «Si tenía que abordar a algún capitalista de riesgo canoso, masculino y mayor que yo, no podía entablar una conversación porque no entendía de hockey», afirma Rementilla.

Un tiempo después, durante una negociación con un banco de Boston, tomó la decisión de seguir de cerca los resultados de los Boston Red Sox, el equipo local de béisbol de la Major League, en la World Series, el campeonato profesional norteamericano para la liga. Nunca telefoneaba a las personas del banco con las que estaba trabajando durante un partido, y siempre hacía algún comentario apropiado acerca del rendimiento del equipo. Valió la pena, afirma Rementilla.

«Les iba muy bien. En todas las negociaciones metía algo sobre los Boston Red Sox y sobre lo bien que lo estaban haciendo y les felicitaba cuando ganaban y por lo bien que les iba. Fue una forma de colaboración fantástica para negociar un acuerdo que tuviera sentido para ambas empresas», afirma. «En algunos campos profesionales como el derecho y la contabilidad, las relaciones lo son todo; hay que ser capaz de fomentarlas y cultivarlas y reforzarlas con el paso de los años. Estoy segura de que el deporte marca una gran diferencia».

¿Qué pasa con el club masculino?

¿Utilizan los hombres las charlas deportivas para excluir a las mujeres y crear un «club masculino» extraoficial en los lugares de trabajo? «No creo que sea algo intencionado», afirma el doctor Kim Elsesser, experto en psicología y género y autor de Sex and the Office: Women, Men and the Sex Partition That’s Dividing the Workplace. «Los hombres se comportan con sus amigos de una forma muy distinta a las mujeres. Los hombres no hablan de cosas personales tanto como las mujeres, por eso recurren a cosas como el deporte y sus conversaciones tienden a ser más competitivas».

Y, por cierto, no son solo las mujeres las que se quedan sin palabras cuando se habla de deporte. TipOffSports es una empresa radicada en la Ciudad de Nueva York que ofrece un servicio en línea de actualización deportiva y que se define a sí misma como «la newsletter para los novatos en el deporte», cuenta con unos 60 000 suscriptores, de los cuales, el 42 % son hombres.

«El hecho de no estar al tanto de los eventos deportivos y de no comprender la jerga deportiva básica puede frenar a la gente en el trabajo», afirma su cofundador Todd Arky.

La newsletter gratuita de TipOffSports que se envía por correo electrónico incluye Watercooler Words, una propuesta de comentario sobre uno de los temas deportivos más importantes del día.

«Tener aunque sea la más mínima primicia sobre las noticias deportivas más importantes del día ayuda a unirse a la conversación y a demostrar que eres capaz de seguirla a pesar de que no te interese mucho el deporte», añade Arky.

El hecho de no estar al tanto de los eventos deportivos y de no comprender la jerga deportiva básica puede frenar a la gente en el lugar de trabajo.

A Evans le ayudó a forjar redes de contactos más amplias. «Cuando tienes el conocimiento no tienes problemas a la hora de establecer vínculos con la gente en el lugar de trabajo, en ningún momento y en ningún lugar, ni siquiera en el ascensor. Es esencial que tengas interés por avanzar en tu carrera».

Es cierto que puede parecer un poco injusto que a las personas a las que no le guste el deporte tengan que tragarse las eliminatorias para ser competitivas en el trabajo. Pero Rementilla explica que no se trata de eso.

«No lo planteamos en términos de si es justo o no», afirma. «Yo llevo toda la vida en la industria tecnológica, pero no soy ingeniera. Así que he tenido que mantenerme al tanto de los avances en la tecnología. Si hay muchos negocios que se cierran gracias al deporte, es lo más normal».

 

Este artículo fue escrito por Lennox Morrison de BBC Worldwide-America: Capital y fue autorizado legalmente a través de la red de publicación de NewsCred.

Regístrate ahora para obtener más información sobre los programas de University of Europe Laureate Digital y formar parte de nuestra red de contactos mundial.

  • Imprimir

    Filtrar artículos

    Buscar
    FI - 7 Tips For Becoming Irreplaceable In An Age Of Machines.jpg

    7 Tips For Becoming Irreplaceable In An...

    Red Global
    FI-intrapreneurship.jpg

    Intrapreneurship: How Millennials Can Innovate And Influence...

    Tus habilidades
    FI - Smart Moves To Spark Your Career.jpg

    Smart Moves To Spark Your Career

    Desarrollo de carrera profesional

    Filtrar artículos

    Buscar

    Spotlight

    Networking

    ¿Buscando un mentor que te ayude en tu carrera de aprendizaje? ¡Encuéntralo en nuestra red!

    Conectar
    NUESTROS PARTNERS

    Conoce las universidades de nuestra red, entre las más importantes de Europa

    Saber más
    NUESTROS PROGRAMAS

    Descubre nuestros programas. En las principales áreas de conocimiento, desde negocios hasta salud, y disponibles en los principales idiomas.

    Saber más
    TESTS DE HABILIDADES

    Realiza nuestros test de habilidades para aprender más sobre ti mismo, tus fortalezas y áreas de mejora (esta sección sólo está disponible en inglés)

    Realizar un test